Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen los emprendedores es esta:

Estoy pensando en abrir una empresa en Estonia. ¿Es la mejor solución para mi negocio?

Como ya sabrás, hay muchos tipos diferentes de negocios. Desde tiendas online a restaurantes, escuelas de Yoga, microempresas dirigidas por una persona que trabaja en desarrollo web, diseño y marketing online…

Así que si estás pensando en montar un negocio en Estonia pero no tienes 100% claro que sea la mejor opción para ti, sigue leyendo.

¿Qué es el programa e-Residency y para quién es?

El programa e-Residency fue creado para que cualquier persona, con independencia de su nacionalidad o país de residencia, pueda tener acceso a algunos servicios digitales ofrecidos por el Gobierno de Estonia.

Uno de los beneficios más interesantes es la posibilidad de abrir una empresa europea en Estonia completamente online y gestionarla desde cualquier parte del mundo.

El programa e-Residency fue diseñado para autónomos, nómadas digitales, nuevas empresas y empresas internacionales. No para grandes corporaciones cuya sede se encuentra fuera de Estonia.

Los motivos principales son dos:

Estonia es uno de los pocos países que cree en los nómadas digitales y entiende que el futuro es digital. Durante décadas, este pequeño país báltico ha dado pasos agigantados para digitalizar toda su administración.

Su forma de prosperar después de años de ocupación soviética ha sido invertir en innovación y construir una nación digital que sirva no solo a sus ciudadanos, sino también a los e-residents de todo el mundo.

Estonia quiere evitar que su innovador sistema empresarial entre en conflicto con otros países. En términos generales, si tu empresa tiene una oficina permanente y todos sus empleados, proveedores y clientes en un país concreto, corre el riesgo de ser considerada residente fiscal de ese país por las autoridades locales.

Por lo tanto, abrir una empresa en Estonia no es la solución adecuada para todas las empresas.

Sin embargo, algunos emprendedores han encontrado en Estonia la solución perfecta que ha dado alas a su negocio, como fue el caso de Luis García Vegan.

Tener una empresa en Estonia no es la mejor opción en estos casos

Principalmente hay tres situaciones en las que no recomendamos abrir una empresa en Estonia. Vamos a verlas con más detalle.

Necesitas oficina o instalaciones permanentes fuera de Estonia

Si tu empresa necesita una oficina o instalaciones permanentes fuera de Estonia es posible que el programa e-Residency no sea la mejor solución para ti.

El motivo principal es, como comentamos antes, que otros países podrían afirmar que tu empresa es en realidad residente fiscal allí.

👉Imagina, por ejemplo, que tienes un restaurante en París con muchos empleados.

Esto significa que:

  • Tu negocio está vinculado a un lugar específico en París.
  • Es probable que casi todos tus empleados sean franceses.
  • Tu empresa está generando todo su valor en Francia.

Entonces, tiene sentido que las autoridades locales confirmen que tu negocio tiene residencia en Francia, y por lo tanto, tiene que pagar impuestos en Francia.

Seguramente ocurriría lo mismo si tienes una tienda de bicicletas, una inmobiliaria o una escuela de yoga.

Para estos casos, Estonia no es el lugar adecuado para crear tu empresa.

Pero, ¿eso significa que no puedes tener una empresa en Estonia residiendo en España, por ejemplo?

No, eso es totalmente legal. Tú y tu empresa sois entidades legales diferentes e independientes.

Sin embargo, si tú eres el único accionista y miembro del consejo de administración de su empresa, y toda su actividad se desarrolla en un país distinto de Estonia, las autoridades locales pueden alegar que tienes un establecimiento permanente en el país, y como resultado, tu empresa también.

Caso distinto es si tu empresa está compuesta por varios miembros de la Junta y estos estén distribuidos por todo el mundo. Ya nadie podría afirmar que las actividades de tu empresa están vinculadas a un país específico.

Por eso, es importante que tengas en cuenta que si tú eres el único propietario de tu empresa, evites crear un establecimiento permanente fuera de Estonia.

Por ejemplo, no es aconsejable alquilar una oficina permanente en Alemania durante más de 6 meses al año. Una mejor opción sería trabajar en un espacio de coworking, a donde puedes ir durante años si lo necesitas.

Esto es así porque un espacio de coworking no se considera una instalación de tu empresa. Además, es un gasto justificable.

Pero existe otra posibilidad: si tu empresa está realizando una actividad económica que se considera sustancial en Estonia y puedes probarlo, por ejemplo, con tu equipo humano o material, tu empresa será considerada residente fiscal en Estonia, incluso si todos los miembros de la junta directiva de la empresa viven en un país específico.

Gestionas productos físicos

Esto significa que tu empresa vende, compra, importa, exporta o maneja bienes físicos.

Aunque, en teoría, nada te impide abrir una empresa en Estonia para vender, comprar o manipular bienes físicos, no es lo más recomendable.

¿Y por qué?

  • Si trabajas con productos físicos, es posible que necesites presencia física en otro país. Por ejemplo, puedes necesitar oficinas, almacenes y/o empleados.
  • Todas esas actividades suelen estar sujetas a regulaciones especiales, licencias y normas contables más complejas.

En concreto, estas empresas requerirían un control de inventario en Estonia. Esto hace que la gestión de la empresa sea mucho más difícil y reduce los beneficios de gestionar el negocio online.

👉🏼 Como excepción a esta regla, si tu empresa trabaja en el modelo de dropshipping, como el programa FBA de Amazon, sí que es posible y recomendable que tu empresa esté en Estonia, pero tienen que cumplirse estas condiciones:

  • Que no almacenes ningún producto.
  • Que los clientes compren en tu tienda online.
  • Que tus proveedores envíen la mercancía directamente a los clientes finales.
  • Que actúes como intermediario entre el proveedor y el cliente.

Tu negocio está ligado a tu ubicación geográfica

Imagínate que eres el único miembro de tu empresa y vives en un país europeo.

La mayoría de los países con reglas CFC establecen que cuando eres residente fiscal allí, se supone que el 100% de tu actividad se realiza en ese país. Por lo tanto, se puede decir que el 100% de la empresa opera en ese país.

Esto sería el equivalente a tener una oficina allí, lo que supone que tienes un establecimiento permanente de su empresa en ese país. Esa misma situación ocurre en el caso de las sociedades con varios miembros, donde la mayoría de los accionistas residen en el mismo país (con reglas CFC) como residentes fiscales.

NOTA IMPORTANTE: con la nueva Directiva Europea sobre elusión fiscal de enero de 2020, estas reglas CFC no se aplican a los ciudadanos europeos que cumplan ciertas condiciones. Eso significa que puedes vivir (y ser residente fiscal) en cualquier país europeo y administrar tu empresa estonia online desde allí sin necesidad de ser un nómada digital.

Esto quiere decir que, como comentamos antes, si tu empresa tiene una actividad legítima y puede probar esta actividad sustancial en el país a través de equipo humano, materiales, etc, en el país donde la empresa es residente fiscal, no habría en principio de qué preocuparse. 

Pero antes tienes que confirmar si tu país tiene un convenio de doble imposición con Estonia. En caso de duda, es recomendable consultar a un abogado.

En Companio creemos firmemente que Estonia y el programa e-Residency impulsan a emprendedores y nuevas empresas que tienen independencia geográfica, pero somos conscientes de que no es la solución ideal para todos.

Por ejemplo, si tienes un restaurante en Francia, tu negocio está vinculado a una ubicación geográfica. O si desarrollas softwares en Italia y nunca sales del país, aunque tu actividad sea 100% online, tu negocio también está ligado a tu ubicación.

tener-una-empresa-en-estonia

Une empresa en Estonia es la solución ideal en estos casos

Entonces, ¿qué tipo de negocios son adecuados para abrir una empresa en Estonia a través del programa e-Residency?

Autónomos y freelancers con independencia geográfica

Estonia es la alternativa perfecta para autónomos y emprendedores con independencia geográfica que trabajan en el mundo online.

Por ejemplo, si ofreces servicios de consultoría, desarrollo, diseño, formación online o marketing en el sector IT, eres un blogger o un arquitecto que crea proyectos digitales, etc.

Gracias al programa e-Residency y tu empresa en Estonia puedes enfocarte en hacer crecer tu negocio, evitando los dolores de cabeza derivados del papeleo y los trámites burocráticos.

Nómadas digitales

Estonia es la mejor alternativa de todo el mundo para gestionar negocios con libertad geográfica.

¿Por qué? Porque Estonia cuenta con un sistema de administración y gestión totalmente online y con un sistema fiscal que tiene grandes beneficios para los nómadas digitales.

Además, es considerado un país con mucha reputación en la Unión Europea. Por lo tanto, no es un paraíso fiscal —como Panamá o Seychelles—.

Además, el dinero que inviertes en la empresa o gastas en el ejercicio de tu actividad no está sujeto a impuestos.

¿Y qué significa esto para un nómada digital?

  • Por un lado, que los costes de tu centro de coworking son gastos comerciales justificados, por lo que no pagas impuestos por eso: es decir, que si viajas de forma semipermanente (de 3-6 meses), puedes alquilar una oficina (por ejemplo, un AirBnB) y contabilizarlo como gasto de tu empresa, libre de impuestos. Para ello, deberás pedir un contrato de alquiler para su empresa y asegurarte de que sea de hasta 6 meses al año.
  • El Daily Allowance cubre tus gastos de viaje de negocios, comidas, y también está libre de impuestos.

Además, todo el material de oficina, transporte público, taxis, autobuses, etc, son gastos empresariales justificados, por lo que no pagarás ni un euro de impuestos por ello.

El sistema fiscal de Estonia es justo y lógico, y ha sido diseñado exclusivamente para ayudar a que los negocios crezcan. Si tu empresa crece y comienzas a contratar empleados, pagarás impuestos por ellos.

Además, no hay reglas secretas ni excepciones difíciles de entender. Todo está definido de una forma clara y transparente: desde lo que puedes deducir como gasto de negocio hasta cuántos impuestos pagas por salarios y dividendos.

Pequeñas empresas

Si tienes una pequeña empresa que ofrece productos, software o servicios digitales, Estonia es el lugar perfecto para abrir tu negocio, ya que Estonia cuenta con un innovador sistema fiscal, que aplica impuestos solo cuando hay distribución de beneficios.

Startups

En algunos países europeos, la mayoría de las startups no están ni siquiera registradas como empresas en sus inicios.

Lo hacen años después, cuando tienen un flujo de ingresos constante. Esto se debe a que en estos países, las trabas y los gastos de gestionar una empresa no son viables si la startup no tiene clientes o aún no genera ingresos.

Además, recuerda que, como e-residents, los miembros de una startup pueden firmar documentos digitalmente con sus documentos de identidad de Estonia. Esta es una solución ideal para una startup cuyos miembros viven en diferentes partes del mundo, pero aún necesitan contratar empleados, hacer acuerdos legales, distribuir dividendos, etc.

Negocios de criptomonedas y blockchain

En general, las startups de criptomonedas y blockchain tienen que enfrentarse a la falta de conocimiento de la mayoría de la población, gobiernos e instituciones oficiales.

Las consecuencias son marcos legislativos deficientes que actúan de manera defensiva, en lugar de tratar de comprender y regular la tecnología y las oportunidades que nos ofrece.

Además, en Estonia la administración digital trabaja con tecnología blockchain -la X-Road- e incluso el país se planteó implementar una criptomoneda nacional, la Estcoin.

El mundo de hoy y del futuro es digital

Hoy en día, y cada vez más, queremos vivir en un mundo sin fronteras, limitaciones geográficas, barreras o prejuicios. Un mundo donde puedas viajar, vivir y trabajar en cualquier parte.

Estonia ha sido el primer país en darse cuenta de que los profesionales y los trabajos están cambiando. El resto de los países todavía están utilizando sistemas anteriores a la revolución digital, aunque esperamos que tarde o temprano también entiendan que necesitan adaptarlos a los tiempos modernos.

Si eres un autónomo que trabaja en el mundo digital, propietario de una pequeña empresa o quieres lanzar una startup y tienes independencia geográfica, crear una empresa en Estonia es la mejor opción para tener un negocio online sin fronteras y que viaja contigo.

¿Has descubierto que Estonia es la solución perfecta para tu negocio pero no sabes por dónde empezar?

En Companio podemos guiarte en el proceso de solicitud de la e-Residency, te ayudamos a abrir una cuenta bancaria y te echamos un cable con la contabilidad, nóminas e impuestos. Si quieres saber más, haz clic aquí.